NoticiasVzla.info.- En el último de los nueve Juego de Estrellas de Grandes Ligas a los que fue postulado durante su brillante carrera de diecinueve temporadas con los ojos de Cincinnati, David Concepción cumplió actuación histórica al alzar el trofeo como Jugador Más Valioso.


El 13 de julio de 1982, hace justamente 38 años, la primera vez que el llamado clásico de mitad de temporada se jugó  fuera de territorio de Estados Unidos, Concepción encaminó a la representación de la Liga Nacional a imponerse 4 por 1 ante su similar de la Liga Americana, en el partido que se celebró en el Stade Olympique de la ciudad de Montreal.

Después que Dale Murphy negoció boleto como primer hombre de la segunda entrada, ante el primer envío que le hizo Dennis Eckesley, desapareció la pelota por encima d ela cerca del jardín izquierdo para voltear el marcador 2 carreras por 1.

Concepción dijo que Eckserley, entonces miembro d ela rotación de abridores de los medias Rojas de Boston, ignoró la advertencia que le hizo Sparky Anderson, mánager n delos Rojos entre 1970 y 1978, quien entonces conducía a los nTigres de Detroit y formaba parte del cuerpo técnico del joven circuito que conducía Billy Martin.

“Cuando iba camino a la goma a tomar turno, Sparky le gritó a Eckersley que no me hiciera envíos altos”, recordó Concepción. “Vino con una slider que se le quedó arriba y aproveché para descargar todo el poder, la pelota cayó en las gradas de la izquierda”.

Concepción se llevó el trofeo de Jugador Más Valioso, único de 53 venezolanos que desde que Chico Carrasquel abrió la edición de 1951 como torpedero de la Liga Americana, hasta que Ronald Acuña Jr. comenzó en el bosque central de la Liga Nacional el año pasado, han conseguido esta distinción.

Después de Concepcion otros cuato criollos han descargad jonrones en el Juego de estrellas.

En 2001, Magglio Ordóñez, de los Medias Blancas, sacó la pelota en el Safeco Field de Seattle contra Jon Lieber, de los Cachorros; en 2007, en el AT&T Park de San Francisco, Víctor Martínez, de los Indios de Cleveland, despachó cuadrangular contra Billy Wagner, de los Mets; en 2014, Miguel Cabrera, de los Tigres desapareció la pelota en el Target Field de Minneápoilis, ante envío de Adam Wainwright, de los Cardenales, y en 2016 lo hizo Salvador Pérez, de los Reales, contra el dominicano Johny Cueto, de los Gigantes, en el clásico que se jugó en el Petco Park de San Diego.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente